Anoche en la academia del cine catalán celebraba la 12edición de los Premios Gaudí. Producida por Dagoll Dagom, Anna Moliner fue la encargada de conducir una gala de lo más musical con humor y frescura.

Una gala donde se demostró el gran talento que hay en el cine pese a la precariedad de la industria cinematográfica. Muchos fueron los premiados con “La hija de un ladrón” y “Els dies que vindran”  llevándose los premios más importantes de la noche.

En la categoría musical, Pau Vallvé resultó ser el ganador por Mejor Música Original en la delicada y nostálgica LA VIDA SENSE LA SARA AMAT, recibiendo el premio ilusionado, celebrando que sus canciones “tristes” como dice el cantautor puedan gustar en el mundo del cine.

Una gala que vuelve a recordar al espectador el valor de las películas en las salas de cine.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *